10 feb. 2011

La historia de Anaim

Anaim estudia Terapia Ocupacional, y en su fotoblog escribe como se siente, creo que sobran más comentarios, ella sola lo dice todo,y nos comenta porque quiso estudiar Terapia Ocupacional, os invito a leerla y reflexionar ;

Ésta mañana, me encontraba realizando una práctica en clase, cuando la profesora, ha propuesto ”jugar”, para comprender unos conceptos, al conocido y extendidísimo juego del teléfono roto.

Han salido del aula, 6 “voluntarios”, al momento, la profesora, nos lee un texto muy cortito de una noticia, que resumidamente venía a ser algo así como que se había producido un derrumbe debido a un ciclón, que había 400 tantos encerrados, que las ayudas se estaban empezando a movilizar pero se sospechaba que no fuera un derrumbe debido al ciclón, si no un derrumbe provocado, ya que los sepultados eran personas con dinero.

Ese mismo texto se lo ha leído la profesora al primer compañero que ha entrado, el ha comprendido la historia, se la comenta al segundo al entrar, quitándole datos, y éste al tercero quitándole y cambiándoles más datos aún, y así sucesivamente hasta llegar al sexto, que ya ha sido la explosión de risas en clase. A pesar de disfrutar viendo la escena, veía la expresión facial de mis compañeros, iban cambiando por momentos, sus pensamientos “eso no es lo que te he dicho”, la incertidumbre de saber si lo ha entendido bien o no, el no preguntar por vergüenza…
Mientras las risas se iban apagando y leían la verdadera noticia, volviendo a estallar las risas, iba pensando que soy un teléfono roto desde que nací, que me gusta ver a la gente “normal” “sufrir” en esas pequeñas situaciones, aunque no sean conscientes de ello, creo que si alguna vez me decidiera hablar, entenderían como me siento en clase cuando no he terminado de oír la última palabra que ha dicho el profesor, y más aún la vergüenza que siento al preguntar al de al lado ¿Qué ha dicho? Aunque las que se sientan a mi lado son unos amores y me lo volverán a decir, pero cuando sigo sin entenderlo, entonces la vergüenza y la impotencia toman la decisión de resignarme.

Se pasa realmente mal, pero con estas cosas que a veces se pasean por mi cabeza, recuerdo porqué entonces elegí hacer Terapia Ocupacional, porque no quería que hubiera alguien en su casa encerrado sin poder salir porque el ascensor del edificio no es lo suficientemente ancho para que entre su silla de ruedas e ir al pub de abajo a tomarse unas cañas con sus amigos, porque no soportaba la impotencia que pudiera sentir un vidente al confundirse de parada porque no hay una voz que les indique que es la suya algo tan sencillo y no los ponen! Porque quería intentar concienciar a la sociedad de a pesar de tener un coeficiente intelectual mucho más bajo de lo “normal” (¿pero qué es normal?), el síndrome de Down también tiene tanto derecho a aprender un oficio como tú, y te lo demostrará con creces, sólo cuando entonces tú decidas darle la oportunidad, cuando el gobierno decida subir el porcentaje de discapacitados en puestos laborales, porque el 5% que hay ahora, aunque yo pertenezca a él y me de comer… pienso que es poco para los que somos. Porque también quería despertar a una parte de la sociedad que está dormida, que está silenciosa, que parece que esté aguardando el momento para salir a la luz, hablo de personas autistas, que con su esfuerzo diario luchan por obtener ese contacto con el mundo, que intentan explicarse el porque de muchas cosas, comprenderlo. Porque no quería que dejase de ir a comprar porque el señor Alzheimer hace que olvide el recorrido de la tienda o el valor de las monedas, o el nombre de su propia hija. Quería que la gente dejara de llamar loco a aquellas personas que en algún momento de su vida dicen cosas o hacen cosas sin sentido momentáneos pero que en la mayoría de los casos perduran, quería que no se levantaran del asiento del bus al verles sentarse a su lado como si se tratase de una enfermedad contagiosa, ni de inculcarles a los niños: “ves ese hombre/mujer de ahí? Está loco y te hará daño, no te acerques”. La falta de información respecto la esquizofrenia hacia la sociedad es casi nula, porque escucho y veo cada comentario que alucino. Porque no querría que un drogodependiente viera su vida resumida en la presión de la jeringa mientras la heroína iba conduciendo a todas la venas de su cuerpo, que por ello provocase no tener amigos de verdad, no poseer un trabajo estable, una relación familiar fuerte y consolidada y aunque es difícil pero no imposible: sin rencores. En resumidas, porque como terapeuta ocupacional que seré, tarde lo que tarde, y como persona, no quería que nadie fuera un teléfono roto.


Con esta larga reflexión y un par de videos para quien quiera saber del tema, os dejo un tiempo.

¿que es Terapia Ocupacional?
http://www.youtube.com/watch?v=ijpWCCg8O0U

Entre comillas - corto ganador sobre la Terapia Ocupacional, 10 minutos... y PRECIOSO!
http://www.youtube.com/watch?v=3HNxYfwC_KY&feature=related



Desde aqui solo quiero decirle que es una persona excepcional y que ojala hubieran más personas como ella y que seguro que pronto sera una gran Terapeuta Ocupacional. Mucho ánimo guapa.

2 comentarios: