2 dic. 2010

Carta de un niño con Sindrome de Down


¿Que haríamos nosotros si nos dijeran que estamos esperando un niño con Síndrome de Down?
Existen pruebas en algunos centros, que ofrecen la posibilidad de realizar un test de detección de anomalías cromosómicas en el primer trimestre de gestación.
La prueba es también llamada triple screening o triple test porque está basada en tres marcadores: dos bioquímicos y uno ecográfico, es decir una análisis de sangre de la madre y una ecografía en la que se mide la traslucencia nucal del feto entre la semana 11 y la semana 13 de gestación. Un grosor que exceda las medidas normales para la edad de gestación podría ser un indicador de existencia de alguna anomalía.
La pregunta aquí es obvia ; ¿Abortaríamos? ¿O seguiríamos hasta el final? Esta decisión depende de cada uno de nosotros, pero creo que un hijo es un tesoro, un regalo, una vida, esta decisión no debemos de tomárnosla a la ligera .Un niño con Síndrome de Down, es sólo eso un niño, que necesita nuestro cariño, afecto y comprensión como cualquier otro niño.
Me ha llamado la atención una carta que he encontrado por Internet, que hace que pensemos sobre este problema ;


Mamá y Papá:


"Hoy soy tu sorpresa y tu dolor, el hijo no soñado, ni siquiera imaginado.
Mientras crecía en tu vientre temía los sueños y proyectos que tejían para mí y que no podría realizar. Sin embargo, si al mirarme pueden ver más allá del cuadro médico, encontrarán en mí toda la belleza que sus ojos me quieran dar, y la inteligencia que su confianza haga crecer en mí.

Puedo ser un milagro de todos los días, soy capaz de sentir, de entender, de ser... Pero los necesito a mi lado con la ternura de una sonrisa cada vez que mis manitas torpes se equivoquen, con la paciencia tierna de esperar mis tiempos más lentos, con la sabiduría de guiarme sin querer transformarme, con la protección de su respeto para que los demás me respeten como soy.

Con la alegría de disfrutar el simple hecho de amarnos y compartir nuestra vida, venciendo los prejuicios y desafiando las opiniones rígidas.

Mi cuerpo es chiquito pero está lleno de amor, y si me abrazan fuerte, muy fuerte, podré darles la razón y el valor de luchar, sólo les pido la oportunidad de crecer con amor."




Sigo pensado que la discapacidad, esta sólo es los ojos con los que uno mira, espero que os haya gustado tanto como a mi.

Un saludo