31 oct. 2010

Sexualidad y Discapacidad


Nosotros como profesionales, maestros, padres, amigos, familiares, es decir, como eduacadores y referentes de las nuevas generaciones, tenemos el deber de Educar en Sexualidad, como medio para la prevención de conductas sexuales de riesgo, desarrollo de la autoestima...
La Organización Mundial de la Salud define la Sexualidad como :
"La sexualidad es una fuente de placer, salud, bienestar y comunicación, que vivida satisfactoriamente, es también una fuente de comprensión con los demás, así como una eliminación de tensiones y rigideces. Por tanto es un principio de armonía y equilibrio que genera en las personas actitudes positivas ante sí mismos y ante los demás"
Para muchas personas discapacitadas, este tema es tabú , porque se les considera niños, personas incapaces de decidir por si mismas, incapaces de razonar o de pensar, y si en algún momento lo manifiestan,  se puede considerar que no es adecuado. No es que tengan una sexualidad más exacerbada sino que, en la mayoría de los casos, está mal encauzada o reprimida, lo cual se manifiesta en sus conductas. Si proporcionamos una información natural y objetiva se puede favorecer el desarrollo de una identidad sexual positiva y adecuada.
Todos sabemos que hablar de Sexualidad es un tema complicado y esto se agrava cuando se trata de personas discapacitadas, por la creencia de que no entenderan o que no serán capaces de decidir o de hacer uso de su sexualidad adecuadamente, pero se trata de "Educar", no sólo de informar de las prácticas sexuales, sino de otros muchos temas relacionados con la sexualidad; contacto, ternura y afectividad. También se trata de informar para evitar en muchos casos el abuso, tratando de informar sobre métodos anticonceptivos, de como saber decir NO a todo aquello que no quieran hacer, evitando así los abusos sexuales.
Lo más importante es mostrar tolerancia y  comprensión, todos tenemos derecho a saber y recibir información sobre nuestra sexualidad, así como decidir que hacer con ella.